Obesidad en perros ¿Cómo ayudar a nuestros perros a vencer esta enfermedad?

Obesidad en perros ¿Cómo ayudar a nuestros perros a vencer esta enfermedad?

 

 La obesidad es definida como la acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo del cuerpo, debido a un  consumo inadecuado de energía y proteína lo que ocasiona un balance positivo de energía. El sobrepeso y  la  obesidad afectan a cerca del 25% de los perros, su presentación puede variar entre el 20 y 45% de la población.

Estas son consideradas como las enfermedades nutricionales más comunes en perros y gatos

¿Cómo saber si mi perro tiene  sobrepeso?

  1. Perros con un peso entre el 1 y el 9% por encima de lo normal de su peso ideal, se encuentran sólo por encima de su estado óptimo.
  1. Perros con un peso entre el 10 y el 19% por encima de lo normal de su peso ideal, se encuentran en sobrepeso.
  1. Perros con un peso superior al 20% por encima de su peso ideal, tienen obesidad.

 

Factores que podrían afectar que nuestro perro llegue a un punto de obesidad o sobrepeso:

  1. Edad:

Las necesidades energéticas de un perro de edad avanzada sin actividad física son un 20% inferior a las de un perro adulto joven y activo. Se estima que la prevalencia de Obesidad y sobrepeso es mayor en perros de mediana edad, entre 6 y 10 años porque los propietarios al pesar que ya están viejos, dejan de proporcionar el ejercicio necesario y no se preocupan de su musculatura y estado físico.

  1. Sexo:

La incidencia de obesidad es mayor en hembras que en machos, constituyen un 60% de los perros obesos. Al comparar el tejido magro de machos obesos de la raza Beagle y perras obesas de esta misma raza, observamos que el tejido magro que presentan las hembras es menor, por tanto necesitan requisitos energéticos menores. Pero esto a la larga dependerá del propietario y el perro como ser individual.

 

  1. Raza:

Cualquier perro puede desarrollar sobrepeso u obesidad,  pero hay ciertas razas que predisponen la obesidad. Se estimo en un estudio que por raza de perro, la prevalencia de obesidad fue mayor en Pugs (70,7%), CockerSpaniel (69,4%), Pekinés (51,9%), Pomerania (54,6%) y Golden Retriever (51,9%).

 Entre las 10 razas más comunes, la prevalencia de obesidad varió

Desde el 2,6% (Caniche [todos los tamaños]) a 10% (Pastor de Shetland), demostraron un mayor riesgo de sobrepeso en Yorkshire Terrier (14%), Caniche (12%), Retriever (9%), Bichon (8%), Rottweiler (6%) y Pastor Alemán (4%)

  1. Ejercicio físico:

El riesgo de sufrir obesidad es inversamente proporcional a la cantidad de ejercicio semanal que realizan, cada hora de ejercicio semanal hace reducir la tasa de obesidad. Los perros obesos pasan significativamente menos tiempo en actividades físicas que un perro que no tiene obesidad.

  1. Cantidad Comida

En general los perros que tienen exceso de  aburrimiento mental, no comen su comida con ganas por lo que sus dueños se las dejan disponibles todo el día y a veces comen mayor cantidad de la que requieren.

Muchos propietarios dan golosinas a su perro sin medir la cantidad de calorías que estas tienen, sumado muchas veces a una inadecuada alimentación, que en general se basa en carbohidratos y descuidan la cantidad requerida real de su perro al día.

¿Qué hacer si mi perro ya tiene sobrepeso o obesidad?

El ejercicio y un adecuado plan nutricional son dos factores importantísimos para el control del sobrepeso.

El ejercicio manejado en forma adecuada es también indispensable para el acondicionamiento físico de los perros que son propensos al sobrepeso y debe ser moderado de acuerdo a cada perro, ya que mal realizado, podría exacerbar o iniciar problemas ostearticulares, tales como displasias, artrosis, artritis, discoespondilosis, hernias, entre otras…

 

La restricción de alimentación  calórica se ha convertido en una herramienta muy importante para manejar este tipo de problemas nutricionales. El manejo de la dieta en los perros con obesidad consiste en una reducción en la ingesta calórica, acto que representa la ruta más clara para lograr la pérdida de peso.

Resulta llamativo el hecho de que muchos de los dueños son incapaces de reconocer el sobrepeso u obesidad de sus mascotas. En la mayoría de las ocasiones, los propietarios de perros, no perciben el exceso de peso o no lo relacionan como sinónimo de enfermedad y esto genera un problema que avanza rápido y es difícil de erradicar. Es muy importante la involucración del propietario en el diagnóstico y tratamiento de obesidad, ya que ejerce una influencia sobre los factores que conllevan a la obesidad de sus mascotas, al ser el propietario el que establece las pautas de alimentación, convivencia del perro y los hábitos de ejercicio.

 

Tenemos que hacer un plan de alimentación adecuado desde que nuestro cachorro llega a casa, intentando asesorarnos con un veterinario, proporcionar el ejercicio físico que necesita nuestro perro y siempre estar pendiente de su peso, ya que como dijimos anteriormente esto puede traer implicancias graves a la salud.

El ejercicio físico va ligado de la mano con el ejercicio mental, no dejemos de hacerles enriquecimiento a nuestros perros, propiocepción y también no dejemos a nuestros perros de avanzada edad de lado, ellos también requieren ejercicios y estimulación mental cognitiva.

 

Valentina Masjuan

Médico Veterinario

Adiestradora canina profesional

Contacto + 569 78070875


Dejar un comentario