¿Por qué usar una correa de entrenamiento?

Muchas veces cuando salimos a pasear, nuestros perros tiran y lo único que hacemos es llamarles la atención e intentar evitar cualquier estímulo que los haga ponerse ansiosos

¡Grave error!

Tu perro tira porque tiene ganas de oler cosas nuevas y encontrar rastros. Sus sentidos, oído y olfato son dominantes y los estimulan a ir siempre por más lo cual es perfecto. El punto es cómo manejarlo.

Una correa de entrenamiento (no de ahorque) es una herramienta fácil de usar, la idea es que tú mismo puedas enseñarle a tu perro. Slip Lead es un modelo de correas donde tu controlas la presión que ejerces en la correa, si tu perro tira, ejerces una pequeña presión (correa suave no de cadena, no le hace daño a la tráquea o cuello de tu perro a diferencia de los usados collares de ahorque). Tu perro debe estar siempre caminando a tu lado, nunca adelante. La correa debe ir justo detrás de las orejas. Esto es importante porque le brinda  mayor control y seguridad a tu perro. Después de un tiempo, el perro que tira aprenderá a no tirar más y tu caminata será mucho más agradable.

Nuestro consejo, cada vez que haya un estímulo que estresa a tu perro, no comiences a retarlo o a tirar de la correa antes de que incluso tu perro se dé cuenta de que hay algo. Mantente tranquilo, las energías son lo primero que tu perro lee, si te siente nervioso, el hará lo mismo.

Las correas de entrenamiento te ayudan a facilitar la enseñanza a tu perro, de una manera amigable y no invasiva para él. Recuerda, si tú lo pasaste mal durante el paseo, tu perro también. Los paseos deben ser momentos de estrechar los lazos y conexión.


Dejar un comentario